lunes, 30 de junio de 2014

La SÍ historia del NO

Érase una vez una persona que me dijo NO de manera muy valiente. Tan valiente, tan valiente, que no me dijo NO,  simplemente me lo dio a entender, ¿cómo? NO contestándome a un mail vital. Si esa persona supiera quién es... Si supiera que gracias al mail que nunca llegó, yo me armé de valor y construí este edificio sin límite legal hacia el cielo...Si me hubiera dicho SÍ, desde luego no estaría donde estoy.Porque si ahora estoy aquí aparte de por vuestro apoyo incondicional, es por los NO, por las derrotas, por los desencantos, y por los mails curradísimos esperando aún respuesta. Gracias al mail, que nunca llegó...

Armaos de valor, disponeos a recibir miles de NO para convertir esa rabia en positivo y seguir adelante. Porque nadie es nadie para decirte lo que NO puedes hacer. Sigue tentando a los NO, para rebuscar algún SÍ perdido entre ellos, porque los hay.

Solo existe una norma:
NO permitas que un NO te impida avanzar.


4 comentarios:

  1. Qué gran realidad, cada puerta que nos encontramos cerrada nos marca un camino distinto del que sacar grandes oportunidades. Y me alegra mucho que tú hayas encontrado un camino de cosas bonitas, y más que seguro que están por llegar ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro Irene, los NO alimentan, porque te llenan de rabia y te obligan a seguir, pero no todo el mundo tiene esa actitud, ya que existe una segunda opción, el desistir, empequeñecer, cuestionarte que lo que haces no es para tanto...Y en cierto modo, la opción de desistir, tiene su lógica, pero yo probé a seguir llamando a puertas. Esos NO no se convertirían se sí, pero hallaría otros sí distintos, seguro. Un beso, valiente!

      Eliminar
  2. Hola QM! Es genial tu historia y tu forma de contarla. Yo quiero creer que si no hubiera obstáculos y frustraciones tampoco habría tanta satisfacción cuando se consiguen las cosas, quizás ni siquiera las valoraríamos! Esto me recuerda a aquella frase de Roosevelt: "no pidas una carga ligera, pide unas espaldas fuertes". Mucho ánimo! Y con tu permiso te enlazo en mi blog =) Un abrazo, OV.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Opositora Vividora! La conté por casualidad pero me he dado cuenta de que sí, esa es mi historia y no otra. Te voy a admitir, que todo habría sido más fácil sin esos NO, porque demasiadas complicaciones tiene de por si el camino que estoy empezando a labrar. Sin embargo cada día que pasa pienso que todo absolutamente todo, ocurre por una razón y analizo que todo lo malo que me pasa me lleva a algo mucho mejor y me sorprendo al observarlo, me gusta. Sin los NO, no tendría tanta fuerza, tanta rabia, tantas ganas de demostrar que SÍ puedo que hay muchos sí nuevos que me esperan. Me encanta la frase que has puesto, no la conocía, tiene muchísima razón. Encantada de leerte y que me enlaces, por aquí estamos, a la busca de oportunidades para crecer. Un beso valiente! (valiente en mi vocabulario es sinónimo de opositor/a)

      Eliminar